Siglo 21, la esencia de compartir para modificar


Al principio todo parecía formar parte de la misma evolución de la ingeniería, de la participación de más personas en el área tecnológica, del importante aumento de establecer mejores mecanismos para hacer de la vida del ser humano algo más sencillo y común, por así decirlo. Tal vez éste sea el comienzo a nivel teórico de lo que ha venido sucediendo en los últimos 10 o 15 años.

Por poner un ejemplo del todos conocido: quién recuerda que para una cámara fotográfica, ya no se necesita un rollo o película de 36mm para extraer de la vida los mejores momentos, como se hacía notar en las promisorias campañas de publicidad. Ahora, el momento más que ponerlo en “freeze”, lo podemos, sino repetir exactamente, si tenemos la enorme posibilidad de capturarlo cuantas veces sea, y corregir los errores de exposición, luz, detalles, colocación, etc. sin tener que preocuparnos por estar echando a perder película.

Esto ha demostrado que el nuevo código digital, formula nuevas experiencias para la vida cotidiana y también, por supuesto, para los alcances de grandes vuelos que predominarán en unso cuantos años más. La brecha tecnológica coincide con el paso al tan vanagloriado Siglo 21 (así, con numéro árabigo, no con número romano, eso ya está pasado de moda). Aunque todos los cambios no fueron de la noche a la mañana, si es curiosamente coincidente, que el Nuevo Siglo nos ha traído más facilidades, junto con diversas necesidades tecnológicas y terminología muy ad-hoc para estos tiempos.

La inclusión de las redes sociales en nuestro día a día, forman parte de este cambio. Basándose en el poder de “compartir” han logrado penetrar profundamente en los sentimientos, ocasiones, diversiones, pensamientos y hasta en las acciones con sus diversos parámetros. Y pensemos bien ¿qué son éstas…? son sencillos chismógrafos codificados pero ya en versión dos punto cero; realmente la idea de Mark Zuckerberg y compañía en el caso de Facebook, no hizo otra cosa que recrear nuestros años escolares para ciertas generaciones para, a través de la plataforma digital, conocer más al “otro” y permitir que me conozcan más a mí, hasta un cierto límite el cual yo mismo decidiré, siendo esto en plena libertad.

Además el futurismo, corriente artística que surgió en Italia a inicios del Siglo pasado, se basaba en la adoración de la máquina, y el retrato de la realidad en pleno movimiento. Un suceso que está alcanzando parte de sus principios y fundamentos en estos años actuales. Una estética formada desde cero, con una plena transformación de las técnicas y el sentido artístico per-sé.

Internet y sus capacidades

De forma completa, la genialidad de la apodada en sus inicios “super carretera de la información” ha sido el común denominador para el mundo y sus habitantes; muy a pesar de que diversas cifras en estudios muestran que tan sólo cerca del 40 por ciento de la población mundial tiene acceso a esta red.

Ahora, a través de Internet se han valorizado más las distancias físicas; es decir, todo se acorta, se tiene al alcance de la mano; basta tan sólo hacer una búsqueda en el buscador más famoso: Google, para lograr tener en cuestión de segundos cientos de definiciones, lugares, servicios, instancias, etc. sobre lo que buscamos. ¿Quién podría negar que Internet no ha cambiado nuestra vida?…

Ahora, como se ha dicho, Internet atraviesa una fase como la que vivió el pez al salir del agua y convertirse en anfibio en el proceso de evolución. Muchos estudiosos del tema así lo ven. Falta mucho para que este maxigigante cibernético se desarrolle plenamente, con sus beneficios y también, por que no, con sus capacidades de vencer en forma y también en fondo, la actividad física y modificar las 24 horas de un día a cualquier persona.

La apuesta es que muchas de las tareas se resuelvan a través de la red; claro ejemplo, es la facilidad con la que ahora se puede estar informado a través de Twitter, como ejemplo. Siguiendo a los servicios informativos y periodísticos adecuados, con tan sólo un par de clicks, se obtiene lo que se quiere. Lo interesante de este futurismo pleno en nuestros días, es la correcta adecuación de lo que necesitamos y de lo que podemos prescindir. Pienso que en estas preguntas sencillas, está la diferencia para los usuarios de la tecnología en este ya entrado, Siglo 21.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s